SUGERENCIAS PARA CONSTRUIR UNA VIDA NUEVA DESPUÉS DEL DIVORCIO

1.- CIERRA LA PUERTA CON CUIDADO

Aunque el matrimonio puede morir oficialmente cuando dos personas se separan o divorcian, la relación entre la pareja continúa. Esta relación continúa de muchos modos.- compartiendo con los niños en los fines de semana, fiestas, y por medio de la pensión alimenticia. Además, las bodas, aniversarios, enfermedades, muertes, etc… por lo general requieren también contactos continuos.

Aún cuando no hay niños o cuando el ex cónyuge se ha mudado a otro lugar, la persona alberga esperanzas, fantasías, y recuerdos que quedan. Una esposa, después de muchos años de no ver a su ex cónyuge, admitió que no se mantenía en contacto con él por miedo a que se hubiera casado. Era incapaz de afrontar esa posibilidad.

Puesto que el matrimonio ha muerto aunque la relación está viva, necesitas cerrar la puerta con cuidado  no cerrándola de un portazo, ni dejándola entreabierta.  Cerrar la puerta con cuidado  empieza con un inventario de lo que fue y no fue tu matrimonio, ver a tu ex cónyuge no como un héroe o haragán, un santo o brujo, y después con suavidad desconecta tus emociones, sentimientos de amor o de odio o ambos.

Si vas a empezar de nuevo después de una separación o divorcio, tienes que cerrar con cuidado la puerta detrás de ti. Antes que un nuevo inquilino pueda mudarse a una casa, el propietario anterior tiene que cederle los derechos. Así, también, tu anterior matrimonio debe ser descontinuado suavemente y con cuidado si tu vida tiene que continuar tranquilamente.

a.- ORGANIZA TU VIDA

A la mayoría de la gente les es difícil organizar física y emocionalmente sus vidas. Aunque esto no es fácil, es importante. La separación y el divorcio lanzan tu vida al aire. Cuando las piezas caen, necesitas reunirlas y organizarlas. En este rompecabezas, ¿dónde encajan los hijos, el dinero, el trabajo, los padres, los suegros, los amigos, las pertenencias personales, el ocio, la vida social etc.. en este nuevo estilo de vida?

Tu inclinación natural es resistirte a esta organización, a este redefinir prioridades, porque tienes muchas dudas y reparos acerca de la separación y el divorcio. Sin embargo, si quieres llegar a ser la persona amable y cariñosa que eres por dentro, necesitas organizarte.  Es duro encontrar energías y ganas para hacer las tareas diarias. Sin embargo, tú tienes la fuerza interna (que Dios te ha dado) para ayudarte a conseguirlo.

b.- HAZ UN INVENTARIO PERSONAL   

Después que tú hayas organizado tus cosas verás la necesidad de hacer un inventario.  Quizás durante tu entera  vida no hayas hecho una introspección tan profundo de ti mismo. Siempre fuiste el hijo/a, el esposo/a o padre de alguien. Nunca tuviste que preguntarte Quién soy yo? Siempre te dieron instrucciones.  Haz tu tarea. El coche hay que llevarlo al mecánico, La habitación necesita una limpieza.  Te educaron para cumplir el papel. Siempre había otro trabajo que hacer, otro papel que jugar. Ahora no te han dado  ningún papel que jugar, ningún molde que llenar. Detestas tu trabajo y tus nuevos roles. Es el momento para hacer una evaluación. Muchas preguntas deberían ser preguntadas y contestadas. Aquí hay unas pocas: Cuáles son mis puntos fuertes y débiles? Qué es lo que me agrada de mí mismo? Qué es lo que me hace feliz o triste? Qué es lo que yo especialmente tengo que dar a otros? Qué valores mantengo que son importantes para mí? Estoy dispuesto a desprenderme de alguno de ellos?Qué clase de persona soy en este momento? Soy una persona desprendida o egoísta? Soy una persona optimista o negativa? Qué planes tengo para el resto de mi vida? Estoy  relajado? Soy jovial? Puedo reírme de mí mismo con facilidad? Cómo me considero  físicamente, espiritualmente, sexualmente? Digo cosas agradables y amables a otros? Me siento cómodo cuando tengo un estrecho contacto físico con otros? Por qué te es fácil mantener un contacto estrecho con un miembro del sexo opuesto y por qué no? Qué me da la mayor satisfacción en la vida? Cuán satisfecho es mi trabajo? Cuáles son mis objetivos en la vida?.

Merecería la pena sacar un tiempo para escribir tus respuestas a estas preguntas, intentando expresar los sentimientos subyacentes que hay detrás de todo ello. Dándote cuenta de tus cambios, hazte estas preguntas de nuevo dentro de varios meses y ve cómo tú has cambiado.

 

2.- NO DES UN PORTAZO

La rabia y la amargura que se vivió en el matrimonio anterior te puede llevar a dar un portazo  a tu matrimonio con mucha violencia. Toda tu vida quedó sacudida por lo que ha pasado, tú y tus hijos os sentís como que estáis viviendo en el limbo (o en el infierno). Lo que una vez fue tu hogar está ahora en ruinas. Te es tan fácil estar enojado y amargado o ambos a la vez.

El peligro de dar un portazo con cualquier puerta está en el daño que puede hacer a un brazo, una pierna, o aún una cabeza. El resultado puede ser de un gran sufrimiento físico y emocional. El daño inicial al principio del divorcio – infidelidad, alcoholismo, adicción al juego, irresponsabilidad, abuso, crueldad física etc..- continúa causando congoja. La ruptura del matrimonio y el hogar, tanto como la culpa, causa a los cónyuges arremeter uno contra el otro.

Mucha de la hostilidad está dirigida al cónyuge que entra en un nuevo matrimonio. Con esto termina cualquier esperanza subliminal que pudiera estar todavía viva con respecto al otro cónyuge.  Y la puerta da un portazo quedando herméticamente cerrada. Uno tiene a alguien y el otro no tiene a nadie.

Puedes estar tentado a jugar juegos por medio de tu abogado. La puerta sigue dando golpes.  Herida tras herida. “Te enseñaré……..te enseñaré!”

El teléfono se usa con frecuencia con propósitos de seguir hiriendo uno al otro.,- llamando a todas horas y después colgándolo, utilizar un lenguaje abusivo, llamar cuando más deprimido, sólo e intoxicado está.

Las etapas del duelo,- negación, rabia, pacto, depresión y aceptación,- pueden también causar problemas en este momento. Hoy puedes sentir la aceptación de tu separación o divorcio. Mañana después de una llamada telefónica o una visita de tu ex cónyuge puedes sentirte amargado y resentido, o puedes empezar a pactar una vez más.  Y en el momento cuando tu crees que ya has dejado de cerrar la puerta de un portazo, tu ex cónyuge se vuelve a casar o te insulta, irrita a los niños, o de algún modo desencadena en ti sentimientos que tu pensabas que estaban ya enterrados. Cuando niño, tus padres te dijeron que dejaras de dar portazos  a la puerta. De adulto debes tener todavía esto en cuenta

3.- NO DEJES LA PUERTA ENTREABIERTA

La muerte de tu matrimonio ha traído soledad, depresión y un sentido personal de fracaso. A veces estos sentimientos te dejan en un estado tan miserable que consumen toda tu energía interior. Estos estados de ánimo pueden ser tan fuertes que te sientes tentado a refugiarte en la bebida, promiscuidad sexual, y  aún intentar cometer suicidio. Tal presión personal puede causar que la puerta que os separa uno del otro permanezca abierta. La separación o el divorcio puede ir más allá de lo que tú pactaste o puede ser más difícil de tolerar en este momento.  Y eso hace que dejes la puerta entreabierta. No es raro que te digas a ti mismo: “De algún modo volveremos a juntarnos de nuevo. El matrimonio fue malo, pero las consecuencias son tan malas o peor”

Tu ex cónyuge puede hacerte un visita y pedirte que si puede quedarse por una noche, llamarte por teléfono con esperanzas de reconciliación, enviarte regalos o flores, e incluso creando falsas esperanzas en los niños. Todo esto o algo de lo anterior puede suceder después del divorcio formal o incluso después de que uno o ambos se hayan vuelto a casar.

Todas estas presiones pueden empujarte a intentar de nuevo la reconciliación. Pero si esto no funcionó después de la separación cuando-después de mucho asesoramiento matrimonial- ambos fracasaron en arreglar vuestras diferencias, ahora probablemente la oportunidad será mínima.

Después de tu divorcio te sientes extremadamente vulnerable. Por esta razón, cualquier mínimo intento de reconciliación solamente produce un desosiego interno más grande. Precisamente  cuando empezabas a sanarte y a construir  una vida nueva, estos intentos de salvar lo que podría  haber sido  disminuye grandemente el progreso emocional que habías hecho.

Aún así, puedes todavía sentir que de algún modo os volveréis a reunir. Pero esta actitud intenta pasar por alto la humanidad del matrimonio y dos personas involucradas- sus defectos y fracasos. Por años continuas fantaseando en una posible futura reunión. Lo que sucede es que no quieres tomar las riendas de tu vida después del divorcio.

Tales cosas pueden suceder  años más tarde.  Una divorciada pensó que  se había recuperado  bien. Había criado sus hijos bien y ella parecía tan vibrante y feliz. Pero un día, quince años después de su divorcio, se vio llorando en la mesa de su despacho y se repetía una y otra vez: “Dónde está él, ahora que le necesito?”. Pronto tenía que someterse a una operación.  Una puerta había quedado entreabierta y no había empezado a construir una vida nueva. Por lo tanto después de quince años sus pensamientos y emociones estaban puestas en su ex cónyuge.

Cuando dejas una puerta abierta en tu casa entra una corriente y  puedes coger un resfriado. Cuando dejas una puerta abierta al matrimonio ya muerto, es posible que nunca te recuperes de ese resfriado.

4.- CIERRA  CON CUIDADO

Cerrar la puerta con cuidado a tu matrimonio significa que continúas guiando  tu vida a través del  proceso de duelo y sus etapas recurrentes. Significa agarrar fuertemente la manilla de la puerta y cerrarla con cuidado. Debes estar dispuesto a aceptar tu estatus actual, con sus preocupaciones económicas, interés por los hijos y sentimientos de soledad.

Tienes que dejar ir a tu ex cónyuge no importa lo que el futuro te pueda deparar. La vida ya no es una asociación conjunta sino una tarea de una persona. Esto significa que tendrás que enfrentarte a la pérdida de tu casa (dependiendo de la resolución del juez), derecho exclusivo de los hijos, y otras muchas pérdidas más. Tus sentimientos de amor e incluso de preocupación  deben convertirse en sentimientos de respeto, buena voluntad y amistad. Tus sentimientos de odio y amargura deben también dar paso a los de perdón y compasión.

Debes estar dispuesto a decir adios y vivir de acuerdo con lo que dices. Una vez que tu matrimonio haya terminado, no hay vuelta atrás, no importa lo penoso que el presente pueda depararte. Además de tu vida, muchas otras (tus hijos, padres, suegros, empleados, amigos, y otros) están involucrados en tu decisión. Estas vidas  también necesitan seguir viviendo. Una vez que te despides en el aeropuerto, el avión despeja. El piloto no puede volver simplemente porque tú has decidido no volar. Debes permanecer en el avión hasta que aterriza en su destino. No hay vuelta atrás. Lo mismo sucede cuando cierras la puerta con cuidado a tu matrimonio y tomas vuelo hacia otros horizontes.

Todo esto, naturalmente, no es fácil hacer. Pero aquí te delineo siete sugerencias que pueden hacer más fácil el camino nuevo que ya estás emprendiendo.

 

1.- MIRA HACIA ADELANTE, NO HACIA ATRÁS

Por qué mirar hacia atrás? ¿Por qué no mirar hacia adelante? Si haces esto verás que tu vida ya está caminando hacia algún objetivo, aunque lo hagas a paso de tortuga. No importa. Lo que cuenta es tu determinación.  Mira hacia el mañana.  No hay futuro en el ayer.

2.- ILUMINA LA OSCURIDAD

Muchos niños tienen miedo a la oscuridad. Pero, por lo general,  llegan a superar ese miedo. Por lo tanto podrás superar el miedo a la oscuridad que te rodea después de tu separación o divorcio. Sonríe, aunque te tengas que esforzar. Ilumina tu vida ayudando a otra persona. Esto hace que dejes de pensar demasiado en ti y tus problemas. Te da valía a tu vida.

3.- DECIDE EN CÓMO QUIERES VIVIR TU VIDA

En tu vida después del divorcio, te enfrentas con muchas decisiones sobre cómo quieres vivir. Si en lo más profundo de tu ser crees que no vales para nada, tenderás a retirarte de la vida.  Si  trabajas duro en estar ocupado, estás intentando escapar de la realidad de tu vida. Tú vales mucho. Estate seguro de ello. El sobrecargarte de trabajo no te ayuda a enfrentarte con la realidad. En alguna parte entre estas dos descansa la postura que debes asumir en este momento de tu vida.

4.- ABRE LAS VENTANAS

 Después que has cerrado la puerta con cuidado, abre las ventanas.  Respira aire fresco caminando por el campo, cena con un amigo(a), o haz un viaje de fin de semana. Cerrar la puerta no quiere decir que tienes que sofocarte o que tu vida se ha estancado.

5.- DA VUELTA A LA LLAVE

Debes cerrar la herida y borrar el pasado doloroso. Sentirás que te estás recuperando cuando estás seguro de que el pasado está cerrado. Saborea cualquier momento bueno que tuviste en tu matrimonio – relación íntima, hijos, fiestas, etc…. Pero no conviertas esto en falsas esperanzas. Toma estos momentos por lo que ellos fueron – momentos agradables, dadores de vida, parecidos a los momentos que vas a tener más adelante.

 6.-SÉ

Ser, en este contexto, significa dejarte expansionar y no preocuparte. Lo peor de la tormenta se acabó, aunque tú no sientas que ha terminado.  Estás vivo. Estás a salvo.  Ahora mismo se supone que no debes estar en ningún otro lugar o estar haciendo algo distinto. Sé lo que tú quieras ser. Deja a los demás que se cuiden de sí mismos. Tú preocúpate de cuidarte a ti mismo.

 7.- REZA

La oración no es un escape. Significa pedir a Dios fortaleza para perdonar a tu ex-cónyuge con todas las cosas equivocadas que puede haber contra ti y contra tu familia. Eso te da fortaleza al mismo tiempo para desearle algo bueno. Y a través de la oración tú agradeces a Dios la ayuda que te da al poder atravesar la tempestad de esa noche tan larga. Tú has conseguido un silencio tranquilo. Esto es donde tu búsqueda te ha llevado. Esto es lo que Dios te ha conseguido y así él puede hablarte más directamente y darte una vida nueva.

 ORACIÓN DE LOS DIVORCIADOS

Dios, Maestro de la unión y de la desunión.

Enséñame a caminar solo y sin miedo… cura mis heridas…

Haz, Maestro bueno, que la cicatriz de tu Bondad cubra estas heridas mías…

Que pueda ser de nuevo una persona ajustada a una nueva vida.

Concédeme un corazón sabio;

quita de mi toda hostilidad, toda venganza y rencor.

Haz que pueda sonreír de nuevo….amar sin temer nada.

Ahuyenta de mi todo pensamiento negativo y desesperado..

Que sepa darme cuenta que el capítulo del pasado de mi vida

se ha cerrado y …….no se volverá a abrir.

Se que el argumento anterior de mi vida ha cambiado…..

Se que mi historia pasada no volverá.

¿Estaré siempre llorando, suspirando por lo imposible?

Maestro bueno, haz que recuerde sin dolor.

Haz que mi experiencia pasada no afecte lo profundo de mi ser.

Enséñame a escribir y a leer mi vida…..

Enséñame a convertir este epílogo inesperado

en un prefacio nuevo….. en un poema nuevo.

Fuera toda sombra negra,

que pasen pronto los días llenos de tensión

que todo pensamiento amargo se desvanezca

que desaparezca todo recuerdo doloroso…..

Recuerdo que deja huellas negras….

Haz que me mueva la ilusión….

De construir un mundo nuevo…

Un mundo lleno de bondad.

Ayúdame a construir un mundo como lo construiste Tú

Total Page Visits: 53 - Today Page Visits: 2

Comments are closed.